Espacio 13C

Datos y panoramas para disfrutar
Ilustración del "quitasol" espacial. Créditos: Novaceno/IA

Proponen un quitasol espacial para proteger la Tierra del sol

Por: Zoe Weinert
Compartir
Facebook Twitter Whatsapp

Avi Loeb, astrofísico estadounidense, analiza la posibilidad de crear una mega estructura espacial de 2,5 millones de kilómetros cuadrados para enfriar la Tierra.

Parece una idea que parece sacada de una película de ciencia ficción, pero es algo que según el astrofísico Avi Loeb podría ayudar a disminuir la cantidad de radiación solar que llega a la superficie de la Tierra. Es por eso que analiza la propuesta de construir lo que sería una especie de titánico quitasol gigante.

Pero esta idea actualmente motivada por la Fundación sombrilla planetaria, se remonta al año 1989 cuando James Early publicó un estudio que propuso un “escudo solar espacial para contrarrestar el efecto invernadero”. En base a eso el físico isrraelí, Yoram Rozen afirmó que se necesitaría una sombrilla hecha de muchas velas solares con un área de aproximadamente 2,5 millones de kilómetros cuadrados.

¿Es posible construir un quitasol para la Tierra?

Nada es imposible dice el dicho popular, pero lo cierto es que hay ciertas cosas que son casi imposibles y esta es una de ellas. Construir cualquier megaestructura en el espacio es algo altamente costoso y sería necesaria una colaboración internacional con reasignación de fondos de los presupuestos militares a fines pacíficos. Algo que parece imposible con el clima político que se vive en el mundo.

Y eso no es todo, porque suponiendo que se dejaran de lado las diferencias políticas, las leyes de la física no son negociables y existe un gran riesgo con esta megaestructura, ya que es posible que esta se destruya con los impactos de los micrometeoritos y el polvo estelar.

Ilustración sobre el calentamiento global. Créditos Getty Images
Ilustración sobre el calentamiento global. Créditos Getty Images

Algo que no solo pondría en riesgo la megaestructura, sino que también a la Tierra, ya que una destrucción repentina de la sombrilla podría desencadenar en una catástrofe global. Los estudios dicen que proyectiles de un centímetro golpean la Tierra cada 15 segundos. Esos proyectiles impactarían el quitasol y a lo largo de un año serían 20.000 agujeros separados entre sí por 10 kilómetros. Después de un milenio este quitasol parecería un colador.

Sin duda una posibilidad digna de evaluar, pero que para muchos puede parecer imposible.

 

Comentarios